Salones Coloniales y Rústicos

En primer lugar tanto el sofá como las cortinas deben tener tonos suaves y tostados que nos recuerden a la naturaleza y en ningún momento sean estridentes. En lo referente a muebles, dentro del salón colonial, podemos escoger una para la televisión muy sencillo y complementarlo con estanterías, librerías y alguna vitrina para la vajilla. 

Un salón colonial suele ser sencillo, por lo que tenemos que huir de las líneas curvas, los materiales sofisticados como las lacas o los textiles pesados como el terciopelo. Cada uno de los muebles y complementos debe encajar en perfecta armonía y no destacar excesivamente por encima de ninguno.